Financiamos las instalaciones

La Fundación EKI aporta la financiación de las instalaciones, y calcula su coste anual dividiendo la inversión total en veinte años de vida operativa. Esperamos que los usuarios de la instalación hagan una contribución a este coste anual a través de una donación a la Fundación EKI. La parte no cubierta del coste anual se completará a través de donaciones.

EKI pretende con este “modus operandi” hacer visible y soportable el coste anual de la energía a los usuarios, y hacerles también partícipes con su contribución, en nuevos proyectos solidarios, que como el suyo, precisan del suministro de energía eléctrica.

Apoyamos la industria local

Donde es posible, nos apoyamos en instaladores y suministros locales con el objeto de desarrollar capacidades in situ y facilitar el montaje y el mantenimiento de las instalaciones.

De esta forma, EKI contribuye al establecimiento de una industria local en el ámbito de las energías renovables y a la formación y desarrollo de sus profesionales.