En el África subsahariana no hay financiación disponible para instalaciones con una inversión entre €5.000 y €100.000. Fundación EKI cubre esta carencia con una propuesta innovadora: financiamos a largo plazo y nos implicamos en la durabilidad de la planta a largo plazo también. Aportamos experiencia técnica, financiación, y presencia a largo plazo.